Mendoza nunca pidió el laudo presidencial por Portezuelo del Viento

Lo único que hizo la vecina provincia fue presentar una nota donde el gobernador Rodolfo Suárez pide el laudo presidencial sobre la represa. Pero no están iniciados los trámites administrativos con la justificación debida. El 21 de enero no pasará nada. 

En el Gobierno Nacional no hay ningún proceso abierto de pedido de laudo presidencial por parte de Mendoza sobre Portezuelo del Viento, tampoco lo hay en el Comité de Cuenca del Río Colorado (COIRCO).

Los medios mendocinos agitan el 21 de enero como la fecha en la que, supuestamente, Alberto Fernández tendría que laudar a partir de una nota con pedido de pronto despacho que presentó en diciembre pasado el gobernador Rodolfo Suárez. Pero nada de esto ocurrirá. «Mendoza nunca dio los pasos formales administrativos para solicitar el laudo arbitral del presidente para Portezuelo», aseguraron fuentes oficiales del Gobierno Nacional.

El gobierno mendocino, a través las páginas del diario Los Andes, viene difundiendo que Suárez pidió el laudo del presidente al diferendo que hubo en el 2020 en el seno del Consejo de Gobierno de COIRCO, cuando cuatro provincias (La Pampa, Buenos Aires, Río Negro y Neuquén) no aprobaron la realización de la obra sin el debido estudio de impacto ambiental regional y la audiencia pública que exigen las leyes ambientales. 

«En su momento Mendoza pidió el laudo, pero no dio los pasos administrativos formales. Hay que pedir formalmente el laudo arbitral y justificar por qué lo solicitás. Esto, Mendoza nunca lo hizo. Lo único que hay es una nota (de pronto despacho) de Suárez pidiendo a Alberto que laude sobre Portezuelo. Entonces, ellos suman el tiempo que les dé para que laude el presidente, pero no se respetaron los pasos administrativos formales para solicitar el laudo presidencial», explicaron.

En el fondo, desde Nación y también desde La Pampa, sospechan que la intención del gobierno mendocino es buscar una excusa para abandonar definitivamente el proyecto de construcción de la represa Portezuelo del Viento y utilizar el dinero para otras obras hidráulicas como ya lo manifestó el propio gobernador Suárez.

«Tienen la necesidad política de buscar una excusa y decir, Alberto no laudó no podemos avanzar con la obra. En el fondo nadie se quiere hacer cargo del muerto», comentaron las distintas fuentes oficiales de Nación que hablaron con El Diario. 

Incluso desde el Ministerio del Interior, organismo que preside el Consejo de Gobierno de COIRCO, explicaron que «en Mendoza están diciendo que Alberto tiene que definir y la nota todavía no se respondió y Alberto no va a responder nada, en todo caso responderá el Ministerio del Interior. El laudo presidencial conlleva una serie de formalismos que Mendoza nunca inició. No es que presentás una nota y listo. Hay una nota por mesa de entradas del gobernador de Mendoza, que va a ser respondida, en que está pidiendo el laudo del presidente, pero eso no significa que esté laudando el presidente». 

El propio diario Los Andes, en base a fuentes del gobierno mendocino, da a entender que el Presidente no tomará ninguna decisión este viernes y cuentan que se barajan tiene tres opciones: seguir esperando y avanzando con la obra Portezuelo del Viento, con un proceso que está cercano a la adjudicación (en la provincia sostienen que necesitan sí o sí el laudo positivo de Fernández para evitar posibles conflictos judiciales); hacer uso de la Cláusula Tercera del acuerdo por la obra firmado en 2019 entre los exmandatarios Alfredo Cornejo y Mauricio Macri, y realizar «otras obras hídricas necesarias para el desarrollo de la generación hidroeléctrica provincial»; o negociar una adenda en términos políticos entre Mendoza y Nación de ese convenio y ampliar el horizonte de inversiones, cambiando el objeto de los U$S 1.023 millones.

Comparte esta nota

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Temas
ARTÍCULOS RELACIONADOS