Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Se confirmó un caso de sarampión en la Ciudad y piden reforzar la vacunación

El sarampión es una enfermedad respiratoria grave (de los pulmones y las vías respiratorias) que causa sarpullido y fiebre. Es una de las más contagiosa que afecta especialmente a los niños y puede ser mortal.

El Ministerio de Salud de la Nación confirmó un caso de sarampión en un niño de 6 años que no estaba vacunado y que arribó a la Ciudad de Buenos Aires el pasado 27 de enero procedente de Barcelona, donde reside.

El pequeño presentó fiebre, luego tos, rinitis, conjuntivitis y manchas de Koplic dos días después de llegar a Argentina, pero evoluciona favorablemente sin haber requerido internación y continúa con aislamiento domiciliario y seguimiento clínico, según confirmaron las autoridades.

El caso fue notificado a las autoridades naciones el 6 de febrero, luego de que se identificaran síntomas de Enfermedad Febril Exantemática (EFE). Tras la confirmación de la infección a través de los análisis del Laboratorio ANLIS-Malbrán las autoridades sanitarias nacionales emitieron una alerta epidemiológica para reforzar la vigilancia de la enfermedad.

Comunicado del Ministerio de Salud por caso de sarampión

La cartera sanitaria emitió un documento en el que señaló: «El 4 de febrero el niño consultó a un efector de salud privado que, ante la sospecha de sarampión, procedió al aislamiento respiratorio colocando barbijo al niño y sus padres y solicitó los estudios de laboratorio pertinentes».

«El día 6 de febrero se obtuvo resultado positivo de IgM en un laboratorio privado. El 7 de febrero el Laboratorio Nacional de Referencia ANLIS-Malbrán recibió las muestras y confirmó la infección por detección de genoma viral del virus del sarampión, por RT-qPCR en orina. Se encuentran en desarrollo los estudios para genotipificar el virus», añadió.

En Argentina, el último caso de sarampión notificado en el país fue el de un bebé de 19 meses en Salta, sin antecedentes de viaje y que tampoco estaba vacunado. El niño contrajo neumonía y debió ser hospitalizado en terapia intensiva, con buena evolución posterior.

En tanto, Argentina interrumpió la circulación endémica del sarampión en 2000 y se registraron brotes esporádicos desde entonces, lo que subraya la necesidad de mantener altas coberturas de vacunación y un sistema de vigilancia eficiente.

Desde las carteras de salud de la Nación y Ciudad instaron a la población a contar con el esquema completo de vacunación contra sarampión y rubéola, según las indicaciones del Calendario Nacional de Vacunación.

¿Qué es el sarampión?

El sarampión es una enfermedad respiratoria grave (de los pulmones y las vías respiratorias) que causa sarpullido y fiebre.

Es una de las enfermedades virales más contagiosa que afecta especialmente a los niños y puede ser mortal.

¿Cuáles son los síntomas del sarampión?

El sarampión empieza con una fiebre que puede ser muy alta y otros de los síntomas que pueden presentarse son:

  • Tos, moqueo o secreción nasal y enrojecimiento de los ojos.
  • Sarpullido de diminutos puntitos rojos que empieza en la cabeza y luego se extiende al resto del cuerpo.
  • Diarrea.
  • Infección de oído.

¿Quiénes deben vacunarse contra el sarampión?

Todas las personas desde el año de vida deben tener esquema de vacunación completo contra el sarampión y la rubéola, según el Calendario Nacional de Vacunación. Además:

  • De 12 meses a 4 años: deben acreditar una dosis de vacuna triple viral.
  • Mayores de 5 años, adolescentes y personas adultas deben acreditar al menos dos dosis de vacuna con componente contra sarampión y rubéola aplicada después del año de vida (doble o triple viral) o contar con serología IgG positiva para sarampión y rubeola.
  • Las personas nacidas antes de 1965 se consideran inmunes y no necesitan vacunarse.

Comparte esta nota

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Temas
ARTÍCULOS RELACIONADOS