Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Al menos 11 muertos en un atentado en campo militar ruso cerca de la frontera con Ucrania

El gobernador de la provincia de Kiev informó de un ataque con misiles, mientras que la empresa nacional de energía ucraniana, afirmó que la ofensiva afectó el suministro en la capital y sus alrededores.

Ucrania denunció nuevos bombardeos contra una instalación de suministro eléctrico en inmediaciones de la capital Kiev, mientras que las autoridades rusas comunicaron un ataque del Ejército ucraniano contra un depósito de crudo dentro de su territorio.

El gobernador de la provincia de Kiev, Oleksi Kuleba, informó en su cuenta de Telegram de un ataque con misiles, en principio sin víctimas, e instó a la población a permanecer en los refugios mientras persista la amenaza y a no publicar fotos en redes sociales.

Las Fuerzas Armadas ucranianas aseguraron que, en todo el país, derribaron nueve aeronaves no tripuladas, algunas de fabricación iraní

Por su parte, empresa nacional de energía ucraniana, Ukrenergo, afirmó que la ofensiva afectó el suministro en la capital y sus alrededores.

«Hoy, el enemigo llevó a cabo otro ataque bárbaro contra la infraestructura crítica. Como resultado, la instalación de infraestructura energética en la región de Kiev sufrió una destrucción severa», informó la compañía, según recogió la agencia de noticias local Ukrinform.

Desde Zaporiyia, uno de los principales frentes de combate, el gobernador Oleksandr Staruj aseguró que las fuerza rusas lanzaron al menos una decena de misiles y utilizaron también drones, provocando daños en instalaciones de la infraestructura energética, según la agencia de noticia local Unian.

En la vecina provincia de Dnipropetrovsk, a los proyectiles disparados por las Fuerzas de Rusia se sumaría también la interceptación de al menos cinco drones, según el gobernador, Valentin Reznichenko, citado por la agencia de noticias Europa Press.

Las Fuerzas Armadas ucranianas aseguraron en su informe que, en todo el país, derribaron nueve aeronaves no tripuladas, algunas de fabricación iraní, país que hoy negó venderle armas a Rusia que «son usadas en la guerra».

El Ejército ucraniano bombardeó este sábado un depósito de crudo en la región rusa de Belgorod, cercana a la frontera con Ucrania

Al menos 11 personas murieron y 15 resultaron heridas en un ataque contra un campo de entrenamiento militar ruso en la provincia de Belgorod, fronteriza con Ucrania, informó el Ministerio ruso de Defensa.

«El 15 de octubre, en un campo militar del distrito militar de Uest, en la región de Belgorod, dos ciudadanos oriundos de un país de la CEI cometieron un atentado», indicó un comunicado, en referencia a la Comunidad de Estados Independientes (CEI), formada por varias exrepúblicas soviéticas, apuntó la agencia AFP.

«Durante un entrenamiento de tiro, de voluntarios para tomar parte en la operación militar especial (de las tropas rusas en Ucrania), los terroristas abrieron fuego con armas automáticas contra miembros de la unidad», añadió el documento.

Como resultado del ataque, «11 personas recibieron heridas mortales» y los heridos «fueron ingresados a un centro médico, donde se les brinda toda la atención que necesitan», indicó la declaración, citada por la agencia Sputnik.

«Los dos terroristas fueron abatidos por disparos de réplica», concluyó.

El presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó el 22 de septiembre una movilización militar «parcial» para reforzar los contingentes en Ucrania, donde las tropas rusas sufrieron varios reveses.

El ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigu, dijo a principios de octubre que más de 200.000 personas habían sido alistadas desde el anuncio de la movilización.

En los últimos días, Belgorod fue escenario de varios ataques. El gobernador de esa provincia, Viacheslav Gladkov, denunció hoy que el Ejército ucraniano bombardeó un depósito de crudo.

«Tenemos otro ataque. Uno de los proyectiles impactó en un depósito de petróleo», afirmó en su canal de Telegram.

El funcionario había informado que un bombardeo ucraniano generó un incendio en una subestación eléctrica.

Gladkov aseguró que los equipos técnicos necesitarían «hasta cuatro horas» para activar la infraestructura de respaldo y restablecer la energía en la zona.

Esta semana, un inmueble residencial y un depósito de municiones fueron bombardeados en esa provincia rusa, con acusaciones cruzadas entre las autoridades regionales y Kiev sobre la autoría de los ataques.

Comparte esta nota

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Temas
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Secuestraron vehículo

La policía del Puesto Caminero II de Realicó, en el marco del operativo vehicular “Cuidar vidas, período invernal 2024” retuvo un vehículo que tenía pedido

Leer más »